¿Quién iba a imaginar que una persona que aparece en el ciclismo de carretera casi de casualidad iba a hacer en los primeros seis meses un 5º puesto en la XI Ruta Castillos de Ayora y apenas un mes después ganaba la XI Cicloturista Ciudad Salva Gallardo?

**Casi de casualidad realmente no. Montaba en bici muy a menudo pero no era excesivamente conocido en Albacete.**

¿Sabes de quien hablamos? José Angel Leal Jimenez.

Originario de Las Eras, Alcalá del Jucar, con 31 años, siempre corredor de a pie. Bastante conocido dentro del Circuito Provincial de Carreras Populares (bastante o mucho, contando que es el ganador de diversas pruebas en 2019, en 2012 fue subcampeón y en 2015 fue subcampeón del I Circuito de Trail de Albacete y ganador del Circuito de la Manchuela 2019 incluido).Trás una lesión de tobillo decide que como es de esas personas que no puede estarde quieto, ahora va a montar más en bici.

¿Cuando decide correr la Salva 2019?

Trás su debut en la XI Castillos de Ayora, un mes de vacaciones, unos piques subiendo Las Peñas y la Herreria, y los almuerzos decide casi en el último momento que puede intentar correr la Salva, y con suerte hacer un mejor tiempo. Sin más preparación que todos sus años de atletismo, aparece el 16 de Junio y a las 12:16:45 de ese mismo día entraba con una media de 37,39km en los casi 160km/h de la prueba.

El mismo dice que estaba en buen estado de forma, pero como muchos ese día solamente pensaba en acabarla.

¿Qué preparación ha tenido?

Ninguna en especial, solamente un estado de forma muy trabajado en años anteriores, gracias a hacer MTB y carrera a pie. La preparación ha partido de juntarse con gente que ha sabido sacar lo mejor de el, que le ha dado esa salsa de piques que le gusta y de juntarse en los almuerzos que ha hecho que se termine enganchando.

¿Cual fue la estrategia de carrera?

Aún tiene tiempo de mirar a la cámara.

Su estrategia de carrera parte de ir el primero. Que ya de por si mala no es. Decide llegar a Ayna de los primeros y consigue hacerlo para bajar a su ritmo. Una vez conseguido eso, cruza el pueblo a buen ritmo, serpentea por la zona directo al Pontarrón, donde espera desplegar la segunda parte de la estrategia. Sube el Pontarrón a una media de 20,9km/h durante los casi 5km de distancia, con la esperanza de romper la carrera e irse solo con los más avanzados.

Preciso momento en el que Leal piensa que se escapa. Va liderando y cruza el Puente del Rio Mundo. Por delante 5km.

Y 5km después esta es la estampa que se encuentra.

Pues la misma que abajo. De esperar llevar 5 o 6 a rueda, un poco más y van de los que están abajo. Estrategia fallida.

Aquí ya decide, estamos hablamos del kilometro 70, aun queda alguna rampa, bajadas complicadas, está subiendo la temperatura cambia de estrategia y decide aguantar más con el grupo y ver como evoluciona la carera.

La subida final de Lietor se la lleva Iban Herreria, como se puede apreciar en Strava. Leal sigue ahí, trabajando dentro del grupo sin perder de vista que tiene que ir de los primeros.

Iban en cabeza. Otro megacrack, pero no come chusmarros con SBA.
Perfecto no se puede ser Iban. Te esperamos los sábados a ver como te portas delante del plato.

Sobre el kilometro 100, Sergio Nuñez da un estirón, Leal decide que es su oportunidad de separarse del grupo y parten ambos en solitario. Trás cerca de 50km desgastandose el uno al otro deciden que entrara juntos

Entran ambos en un acto de juego limpio por el arco de meta, quedando la victoria para Jose Angel Leal, aunque siempre aclara que la victoria es compartida con Sergio. Aquí la actividad en Strava. Aquí un resumen:

La prueba completa a golpe de click. Tenemos más datos de Leal que el Director Deportivo de Miguel Indurain el día que gano el ultimo tour.

SBA y los Chusmarros

Conoce a la gente de SBA unos meses después de ganar la Salva Gallardo, sobre Julio o Agosto de 2019. Desde ese momento no ha vuelto a ganar ninguna Salva Gallardo y las malas lenguas dicen que bien es porque se a aficionado a los chusmarros y carajillos quemaos, o porque no ha vuelto a correr otra.

Reconoce que de SBA le gusta el ambiente distendido, que es un ritmo que puede aguantar cualquiera (pero cualquiera de verdad) y le permite alejarse de los ritmos de competición y entrenamientos a nivel máximo.

Solo nos queda decir, “Grande Leal, nos vemos en la Salva 2020”